Facebook Twitter Google +1     Admin

¿Pegadita a los Pirineos?

Rincones de Ribagorza

Pegadita a los Pirineos aragoneses, en la provincia de Huesca, allí se encuentra laComarca de Ribagorza. Es precisamente su localización montañesa la que suele darle su principal fama pero, como descubrimos junto con MachbelVictoriano y Lala, esta comarca tiene mucho más que ofrecer.

Comencemos con lo clásico. Llegamos a Llanos del Hospital de Benasque, el corazón de los Pirineos, donde se encuentran los 3404 metros del Aneto, el pico más alto de la cordillera y la mayor concentración de tres miles de todo el macizo, como parte delParque Natural de Posets-Maladeta. El único hotel por la zona es el Hospital de Llanos de Benasque, fantástico para estar situado en mitad de la montaña y perfecto como base de operaciones para conocer esa zona de los Pirineos.

No ser un alpinista de alta montaña no debería ser motivo de preocupación, porque también hay un montón de rutas para todos los niveles. Una de las más agradecidas fue la que hicimos fue la del sendero botánico Cuenca del Moral / Gorgas del Alba, una ruta sencilla que tiene como característica principal el tener muchos de sus árboles y plantas identificadas. Es como andar por un jardín botánico en plena naturaleza.Y si quieres conocer mucho más de la zona y especialmente de su historia y tradiciones, la Fundación Hospital de Benasque es el sitio ideal. No hay un lugar con más información acerca de la vida de las gentes, flora y fauna de los Pirineos.

Benasque, sin lugar a dudas, el motor de la zona, es un precioso pueblo de corte alpino, todo construido de piedra, que muestra una cara muy diferente en verano y en invierno, siendo en esta última estación cuando más se le conoce, cuando está todo cubierto de nieve. Pero durante el verano también tiene bastante actividad, no dejes de visitarlo y, si sois amantes de la ciencia, pasad por el Centro de Ciencias Pedro Pascual de Benasque. El edificio es una maravilla arquitectónica y por allí han pasado un montón de premios Nobel.

Y si lo tuyo es la historia y el arte (especialmente el Románico), estás de enhorabuena, por Rigaborza hay un montón de muestras en iglesias y monasterios para saciarse. Algunos ejemplos: El fantástico Monasterio de Obarra, el Monasterio de Alaón (enSopeira), la Basilíca de la Virgen de la Peña y la sorprendente Catedral de San Vicente Martir en Roda de Isábena, que no sólo tiene la cripta abierta, sino que hace de Roda de Isábena la población más pequeña en tener una Catedral. Además, tiene el refectorio habilitado como restaurante, al que se accede atravesando un precioso claustro y donde se come de maravilla. Y si os gusta la historia aún más antigua, en Arén se pueden ver de huellas de dinosaurios y un museo dedicado a ellos donde descubriréis un montón de curiosidades y podréis conocer al famoso arenysaurio.

Otros lugares de interés cultural e histórico son el propio Graus, que a todos efectos es el centro administrativo de la Comarca y cuya Plaza Mayor es una joya en si misma, o el histórico castillo de Benabarre, que fue el hogar de los Condes de Rigaborza y que ha visto muchas historias en sus murallas y al que además se ilumina durante la noche, apareciendo imponente sobre lo alto de Benabarre.

Tampoco puedes perderse el encantador pueblecito de Montañana, un pueblo en pleno proceso de recuperación, que ha estado a punto de acabar abandonado, pero que conserva todo el encanto de antaño, casas y calles empedradas en un paraje precioso, como salido de un cuento y en cuya cima gobierna la Iglesia de Nuestra Señora de Baldós.

Uno de nuestros rincones favoritos fue el Museo de Juegos Tradicionales, donde se van recopilando todos los juegos a los que jugaban nuestros padres y abuelos (y alguno de nosotros que ya tenemos unos cuantos añitos) y que es un homenaje no sólo a la historia de este país, sino también a la imaginación sus habitantes. Siendo la zona como es, conocida por productos como la longaniza, porque no visitar el proceso de producción entero en una de las fábricas de la zona. Nosotros visitamos Aventín y acabamos sorprendidos por todo el proceso y el cuidado con el que se elaboran laslonganizas.

¿Fantástico plan, no? Si os quedan energías siempre podéis lanzaros a practicar deportes de aventura (como Rafting), y si ya os queda poca y lo que queréis es recargar la pilas en Vilas del Turbón tenéis un balneario con tratamientos relajantes que os ayudará a regresar completamente relajados.

http://blog.minube.com/rincones-de-rigaborza/

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris