Facebook Twitter Google +1     Admin

Se trata de proteger a los delincuentes y a la gente honrada joderla y callarla

Cuatro empleados del 061 sancionados por denunciar fallos en un helicóptero

  • Denunciaron que el material médico y los extintores no estaban bien fijados
  • Corrían riesgo de caer sobre los profesionales o los pacientes trasladados
  • La empresa pública ha abierto expediente disciplinario a quienes denunciaron

Al menos 40 trabajadores de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias del 061 en Granada se han encerrado este lunes para protestar por la apertura de cuatro expedientes disciplinarios "con riesgo de despido" a dos trabajadores, un médico y un delegado de prevención, que alertaron de "deficiencias de seguridad" en el helicóptero con base en la localidad de Baza, en el norte de la provincia.

El encierro, de carácter indefinido, comenzó con la jornada laboral, a las 8.00 horas de este lunes, en las oficinas centrales del 061, en el edificio CMAT del Parque Tecnológico de la Salud de Granada, ha sido secundado por alrededor de 40 personas, que se trasladaron hasta allí en varias tandas, con comida y tiendas de campaña para pasar la noche.

El comité de empresa ha explicado que los cuatro trabajadores expedientados señalaron que el problema se remonta al pasado mes de octubre, cuando dos de los trabajadores advirtieron que los equipos médicos del helicóptero "no estaban sujetos y tampoco las botellas de oxígeno". Esta circunstancia, "potencialmente peligrosa", se denunció a la dirección del 061, pero "no hizo nada al respecto".

Dado que la responsabilidad ante un posible fallo de seguridad recae sobre el delegado de prevención, fue éste quien tomó, ya en diciembre, la decisión de mantener fuera de servicio el helicóptero, después de que otra trabajadora, que se encontraba de guardia, lo alertase del peligro que suponía la falta de fijación para el material.

El comité de empresa defiende que, gracias a estos dos profesionales, "el problema se solucionó en unas pocas horas". Por ello, dicen no entender por qué se les expedienta por una falta grave y otra muy grave "que puede suponer desde la suspensión temporal de empleo y sueldo hasta el despido", cuando la actuación de todos los implicados tan sólo pretendía salvaguardar la seguridad de los pacientes y la eficacia del servicio.

Desde la empresa pública han argumentado que estas personas no tenían competencia para tomar la decisión de inmovilizar el helicóptero, lo que pudo "poner en riesgo la atención a los pacientes". La respuesta del comité de empresa es que esta circunstancia nunca llegó a darse, ya que la orden del delegado de prevención sirvió para arreglar el problema de la sujeción y el helicóptero "nunca llegó a quedarse inmovilizado".

Los trabajadores encerrados reclaman la retirada de los expedientes, al considerar que "se está sancionando una forma de trabajar basada en la excelencia" y en el deseo de "evitar cualquier riesgo de seguridad a pacientes y profesionales".

De momento, la empresa pública no ha aclarado si dará algún tipo de respuesta a las reclamaciones, en tanto los trabajadores tienen claro que no sé marcharán mientras uno solo de los expedientes siga abierto.

 

http://www.elmundo.es/elmundo/2013/01/14/andalucia/1358188795.html

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris