Facebook Twitter Google +1     Admin

La rebelión de las élites

Éste es un país que hubiese merecido una revolución. Cualquier aficionado a la historia se da cuenta enseguida de que nuestro pasado está repleto de élites incapaces que gobiernan a un pueblo no pocas veces sumiso ante aquel que le da pan a cambio de evitar a toda costa la manía de pensar.

De nuevo en la historia de España -espero que los historiadores así lo cuenten-, sufrimos la existencia de unas élites que se pegan como lapas a nuestras vidas, las dirigen y manipulan, llevando la dominación y el adormecimiento adonde quiera que vayan.

Una élite empresarial más preocupada del beneficio rápido de la construcción y la recalificación, sorda a la innovación y ciega a la competencia internacional. Donde veintisiete de treinta y cinco empresas del IBEX tienen cuentas abiertas en paraísos fiscales.

Una élite propietaria temerosa, a veces como ratas capaces de dejar a buen recaudo 88.000 millones de euros de residentes en España en los mismos paraísos fiscales. Unos poderosos representados por un presidente de la patronal ahora mismo en la mismísima cárcel.

Una élite política en la que el principal partido que sustenta al gobierno repartía sobres de donaciones opacas de constructoras de obra civil, enredados en una trama infame que limpiaba nuestros bolsillos de dinero público.

Una élite en la que el yerno del Jefe del Estado era titular de cuentas en Suiza, directa o indirectamente, y donde su mujer, la infanta, dejaba hacer y deshacer a su secretario, miembro de la Casa del Rey. Y, mientras tanto, toda España preguntándose por qué la entrevista a la presunta amante de un miembro de la Casa del Rey, permítame el respeto, es portada de un periódico de reconocido prestigio.

Unas élites financieras que se lucran con tipos de interés por impagos por encima del veinticinco por ciento. Un grupo de listos, con su master bajo el brazo, que no vieron pero sin embargo se aprovecharon de una burbuja que nos arrastra a todos.

Una élite universitaria pensando en cómo sumar puntos para poder llegar a una cátedra inmerecida. Una prensa a sueldo que vive de hacer, en no pocos casos, el más puro antiperiodismo.

Y, a pesar de ello, la élite española se rebela contra todos nosotros. Los políticos le echan la culpa de los cohechos a los constructores, éstos a los financieros y los banqueros a los desahucios. Los empresarios se quejan de las trabas de la administración y de los impuestos que pagan, mientras otros se llevan la pasta de una España que limita al norte con un paraíso fiscal y al sur con otro.

Y el Jefe del Estado tan perplejo como lo estaríamos cualquiera de nosotros. Un gobierno inexistente y un presidente negligente. Unas élites en la historia de España que de nuevo no saben llevar un país adelante, tras someterle y no dejarle siquiera prosperar o, al menos, depender de nosotros mismos.

Antonio Miguel Carmona es miembro del Comité Federal del PSOE y profesor de Economía

En Twitter es @AntonioMiguelC

http://www.elplural.com/2013/02/25/la-rebelion-de-las-elites/

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris